"¿Cómo puedes caminar por ahí­ sin un cerebro? Hay cosas que nadie puede responder." (Murray)

domingo, octubre 22, 2006

En costas extrañas

Lo encontré y ya lo he leído:


Ante vuestro ojos está la portada de En costas extrañas (Tim Powers, 1988), germen de LA SAGA.

John Chandagnac es un titiritero que viaja al Nuevo Mundo en busca de su tío, un cabrón en toda regla. Viaja en el Clamoroso Carmichael junto a una joven, el padre de ésta, que resulta ser un profesor de oxford, y un médico gordo, un poco asqueroso y salido que la cuida. Cuando son abordados por piratas al joven Chandagnac no le queda otra solución que unirse a ellos si no quiere morir asesinado, y ya de paso cambiarse el puto nombre impronunciable por otro más sencillo, Jack Shandy. A partir de aquí las cosas empiezan a ponerse chungas. Magia vudú, la Fuente de la Eterna Juventud, barcos fantasma, piratas MUY duros, zombis... en fin, qué más se puede pedir?

El libro no es largo, y además te engancha y se lee muy rápidamente. No deja al lector ni un respiro, y a cada momento la acción envuelve a los personajes. La contra que tiene esto es que no hay tiempo, en muchas ocasiones, para meterse bien en la piel del personaje, y algunas situaciones que deberían ser terroríficas no logran serlo lo suficiente. Sin embargo es un gran libro de aventuras, y el entretenimiento está asegurado.

Está claro que Ron Gilbert se inspiró en este libro pero, por suerte, no se basó en él para crear sus juegos. Casi se podría decir que Piratas del Caribe está más inspirado en él. El caso es que John Chandagnac es bastante menos penoso que Guybrush Threepwood, y Beth Hurwood, la chica del libro, no es ni mucho menos tan aguerrida como Elaine Marley (aunque tiene una buenísima razón). Además el libro no tiene nada de humor. Si acaso un par de situaciones graciosas pero está claro que tira mucho más hacia la aventura. Destacar también que está muy bien documentado, por ejemplo cuando hace aparición el antagonista de la historia, Barbanegra, y el asunto del vudú no desentona para nada, y hace la historia mucho más curiosa e interesante.

Para pasar un buen rato está muy bien. Y como curiosidad, mejor aún.

Y ahora un guiño para los que os lo habéis leído o lo vais a hacer: "¡No soy un perro!"

Etiquetas: ,

3 Gilichorradas:

Blogger Kunzahe dijo que...

No mientas, lo encontré yo y te lo compraste. Ahora tu deber es dejármelo.

3:10 p. m.  
Anonymous diego dijo que...

Lo vi en mi biblioteca, pero dudaba de su calidad literaria. Cuando termine Madame Bovary lo cogeré.

1:27 a. m.  
Blogger Kike dijo que...

Tiene buena pinta a lo mejor me lo leo.

7:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home